Conoce beneficios del cerdo y al mayor consumidor per cápita en el país

0
64


El consumo de carne de cerdo fue estigmatizado durante años, pues se argumentaba que no es benéfica para la salud debido a la cantidad de grasa que posee; además de las enfermedades que pudiera transmitir, pero esto no es necesariamente cierto.

Durante décadas pasadas, se le atribuyeron aspectos negativos como la cisticercosis; sin embargo, en la actualidad hay protocolos de bioseguridad como la certificación tipo inspección federal (TIF). Las granjas cuentan con medidas que reducen el riesgo de agentes infecciosos, además de cumplir con especificaciones para la alimentación de animales y el manejo higiénico de su carne.

Observando desde un punto de vista ambiental, la huella de carbón que genera la crianza de cerdos es 3% de dióxido de carbono; lo que resulta mucho menor si se le compara con las reses (31%).

La carne de cerdo aporta energía, ayuda a mantener el tono muscular y también puede ser benéfica para el crecimiento y desarrollo de los niños y como cualquier alimento  —especialmente los cárnicos— debe consumirse con moderación y ser parte de una alimentación variada y saludable. 

Consumir carne de cerdo como sustituto del cordero o bovino es una buena opción, pues contiene una mayor cantidad de ácidos grasos no saturados. Esto ayuda a regular los niveles de colesterol del organismo. La carne de cerdo tiene una digestibilidad del 90%, lo que la hace apta para su consumo casi por cualquier persona.

La carne de cerdo es un alimento recomendable, precisando cortes como solomillo, lomo y pierna; por su bajo contenido graso y aporte de lípidos (oleico, palmítico y linoleico), que son los principales ácidos que contiene. Por otro lado, la chuleta, tocino y costilla contienen un alto contenido de grasa y podrían contribuir al incremento de colesterol y triglicéridos.

Todas las carnes rojas aportan potasio, hierro y fósforo, mineral importante para el buen funcionamiento y desarrollo de eritrocitos (célula sanguínea); ésta es una de las razones por las que debemos incluirlas en nuestra alimentación.

Como cualquier carne roja, no se recomienda su consumo diario, pues puede afectar a la salud y ocasionar diversas enfermedades, además de las problemáticas ambientales y sociales, puede ocasionar obesidad y problemas cardiovasculares. Es pertinente comerla en dietas de acuerdo al estilo de vida y de salud individuales.

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), la carne de cerdo es la más consumida a nivel mundial y México es una pieza fundamental en la industria porcícola. A nivel mundial, México es el noveno productor en carne de cerdo, el sexto en exportación y el tercero en importación.

Nuestro país exporta este producto a China (el principal comprador de este cárnico), seguido por la Unión Europea y Estados Unidos, Japón y Corea. En México, Yucatán encabeza la lista de consumo per cápita nacional de esta proteína.