ESTADO DE LOS ESTADOS: Lozoya, con sus acusaciones, prendió el ventilador

0
31


Lilia Arellano

“Todo delito que no se convierte en escándalo
no existe para la sociedad”: Heinrich Heine

Lozoya, con sus acusaciones, prendió el ventilador
Se deslindan y contrademandan los denunciados por ERLAT
Reservas del caso basadas en confesiones de un delincuente
Mara Lezama, alcaldesa de Cancún, bajo severa vigilancia

Ciudad de México, 21 de agosto del 2020.- ¿Y ahora que sigue, cual es el siguiente capítulo? ¿Se le rendirán honores de héroe nacional a Emilio Ricardo Lozoya Austin? La denuncia presentada el 11 de agosto de este año, en efecto hace referencia de entregas y recepciones de sobornos provenientes de Odebrecht, su posición es la de un tercero cuyos servicios son de intermediario con su respectiva ganancia. Seguramente las asesorias recibidas no solamente por el despacho encargado de su defensa, sino de, inclusive, autoridades, son las encargadas de dictar los textos en los cuales semejante delincuente –despuès de esta lectura difícilmente puede adjudicársele “presunto”- pretende hacerse pasar por víctima. En respuesta a la orden presidencial de informar a los ciudadanos de cada paso en este proceso y hacer de su conocimiento las pruebas con las cuales cuentan, dejaron filtrar parte del documento entregado a la FGR y, menos de 24 horas despuès se envió a todos los medios de comunicación y subieron a las redes el texto íntegro.

Inicia, como todas las denuncias, dando su nombre, y dirección, proporcionando los nombres de sus asesores jurídicos y defensores marcando sus respectivas cédulas profesionales, ellos son: Miguel Ontiveros Alonso, Alejandro Rojas Pruneda, Ana Sofía Chincoya Chaparro, Brenda Ivonne Pérez Pérez y Leopoldo Luis Martínez Delgado. El escrito es en atención a la solicitud de Lozoya a la FGR el 23 de junio de 2020, por lo que presenta “formal denuncia de hechos constitutivos de delito a efecto de que determinen otorgarle un criterio de oportunidad y/o una salida alterna con estricto apego a la ley, respecto a los procedimientos que hay en mi contra y en contra de mi familia” y que en otros párrafos se precisan. O sea la limpia es para todos los integrantes, consanguíneos o nó de los Lozoya. Ofrece datos de prueba para conocer sobre los sobornos entregados por Odebrecht de México y como ese grupo y/o persona jurídica de corte empresarial sobornó al gobierno mexicano, a su presidente, su secretario de Hacienda y al Poder Legislativo. Me parece le falto señalar: al director de Pemex porque justo el denunciante fue el receptor, el repartidor, el directamente involucrado y, a su decir, desde el mandato de Calderón.

No duda semejante bribón en señalar que Odebrecht recibió durante el mandato del panista y el posterior, el de EPN, contratos y beneficios, sino subraya su participación con otras empresas influenciando la política energética del país mediante ka reforma energética, facilitanto por instrucción del mexiquense y de Luis Videgaray Caso, importantes sumas de dinero para los grupos parlamentarios, utilizando a Pemex como instrumento para dicho fines ilícitos. ¿Dónde queda el papel del director de la paraestal? ¿Resulta una gracia confesar ahora esos movimientos cuando él fue quien promovió el acercamiento de la constructora brasileña? Le agrega lo relacionado con el compeljo Agronitrogenados, su reahabilitación y otros hechos corruptos del pasado. Para el Ejecutivo federal Emilio Lozoya ha representado una pieza de oro para llevar a cabo su plan de destruir por completo cualquier indicio de simpatía hacia el PRI o el PAN, todo ello con vistas a las elecciones del 2021, no a la aplicación de justicia por un lado prometida, por el otro de gran exigencia ciudadana al formar parte fundamental para la emitisión de votos en su favor.

Lo más importante del entramado, de la denuncia de Lozoya radica en el dinero destinado a la campaña de EPN, para ello, el ex director de Pemex relata como conoció a su contacto Luis Weyll, reseña también la invitación hecha por el mexiquense y Luis Videgaray para integrarse a la campaña, desde el sitio en donde se gestionan recursos de diversas empresas para el financiamiento electoral. Al ahora denunciante le tocaron las extranjeras por lo cual lo nombraron dentro del PRI como encargado de Asuntos Internacionales. Luis Weyll se reunió con Lozoya por petición del candidato presidencial y su mano derecha en la cafetería el Globo, cadena propiedad de Carlos Slim. Lo instruyeron para solicitar una aportación de seis millones de dólares la cual sería pagada con múltiples beneficios una vez ganara Peña Nieto la presidencia. Todo fue sobre hojuelas y según el documento presentado, pactaron una reunión entre quien ocuparía la silla presidencial y el dueño o socio mayoritario de Odebrecht, todo ello en virtud de que Marcelo Odebrecht y Peña Nieto ya tenían trato desde los tiempos en los cuales el entonces candidato se desempeñaba como gobernador del Estado de México.

Como testigos de la existencia de esta relación Lozoya menciona a Juan Armando Hinojosa, el constructor consentido del peñato; David López por entonces vocero mexiquense; Arnulfo Valdivia, de Asuntos Internacionales del Estado de México. Hubo hasta comida y se marcó claramente la relación del brasileño sería con Videgaray Caso y lo buscado junto con la presidencia era la reforma energética. El fortalecimiento de la relación se dio en otra reunión con comida de por medio pero ahora realizada en Brasil, acompañando al ya presidente electo: Idelfonso Guajardo, Luis Videgaray y el general Roberto Miranda. Videgaray y Lozoya fueron ratificados como interlocutores y la primera instrucción fue guardar silencio. Odebrecht manejaba, según el denunciante, un gran interés por participar en la cadena de valor y en las obras necesarias para la producción y el procesamiento de hidrocarburos, para lo cual “era indispensable la reforma energética”. Hasta aquí se enmarcan los puntos en los cuales se hace referencia a la existencia de una relación directa de EPN con el dueño de Odebrecht, con ello se fortalece la aseveración de la entrega de recursos para lograr alcanzara el mexiquense la presidencia.

Relaciona así los seis millones de dólares entregados en El Globo a principios del 2012, otra entrega dedicada al PRI para el pago de asesores y consultores extranjeros sería por 4 millones de dólares de los cuales dos y medio serían para la liquidación referida y uno y medio para la bolsa de Lozoya. Para hacer los depósitos el denunciante no dudo en proporcionar la cuenta corporativa en la banca Suiza a nombre de una de sus empresas registrada durante el “2009 o 2010” y de la cual la beneficiaria era su hermana Gilda Susana de iguales apellidos. Odebrecht hizo el depósito por una cantidad menor a los 4 millones de dólares pactados, la realizó por tres millones ciento cincuenta mil dólares, el faltante, 850 mil los pondría una tal Fabiola Tapia Vargas en efectivo y se haría una de muchas misteriosas triangulaciones según se vé al señalar que posteriormente “ella le daría una cuenta para que se los depositora”. La Tapia, dice Lozoya, era socia de Odebrecht.

Hasta aquí, lo denunciado por Emilio Ricardo Lozoya Austin solo tiene su palabra como prueba. Lo relacionado con reuniones y supuestos tratos carece de comprobación pues no tiene ni fotos ni videos en donde aparezcan los personajes mencionados. Lo relacionado con las entregas de dinero por parte de Odebrecht si es comprobable con los documentos y las referencias bancarias tanto de depósitos como de retiros, solo que en ellos solamente aparece la empresa señalada por él mismo y el nombre de su hermana como beneficiaria. Tal vez pueda comprobar los pagos a los asesores y consultores extranjeros y, de ser así, el golpe vendría directamente para el PRI de manera mucho más severa que para el propio Peña Nieto. Menciona y pone como testigo al ex de Asuntos Internacionales del gobierno de EPN quien, para cuando se hicieron las liquidaciones ya fungía como secretario particular del director de Pemex: Rodrigo Arteaga Santoyo. Les pagaron un millón seiscientos mil dólares a once de estos consultores y el restante de los famosos 4 millones “me los quedé yo”, Este dinero fue depositado en otra empresa propiedad del ex funcionario, la cual utilizaba, revela, para sus negocios personales. Las reuniones con Videgaray las llevaban a cabo, dice, en oficinas ubicadas en Montes urales 425 durante la campaña, posteriormente y durante el gobierno de Peña en la calle Julio Verne, en Polanco. Sin embargo dice el denunciante que, cuando le ofrecieron el cargo de director general de PEMEX, una vez ganadas las elecciones “yo no conocía bien a Enrique Peña Nieto ni a Luis Videgary Caso”.

Posteriormente hace iguales revelaciones sin sustentos firmes relacionadas con la planeación para la aprobación y compra de votos de las reformas estructurales, de las cuales, por cierto, ya no queda ninguna. También está lo relacionado con Etileno XXI, desde la etapa de Felipe Calderón Hinojosa y el “pacto transexenal. Sobre la gestión de contratos llevada a cabo por Carlos Salinas de Gortari y el robo de combustible. El caso Agronitrogenados, obviamente. Al final, la denuncia formal por “hechos posiblemente constitutivos de delito” la presenta en contra de: el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, el ex presidente Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray Caso, Francisco Javier Cabeza de Vada, Francisco Dominguez Servién –actualmente gobernadores de Tamaulipas y Querétaro, respectivamente-, Salvador Vega Casillas, Jorge Luis Lavalle Maury, David Penchina Grub, Ricardo Anaya Cortes, Osiris Hernández, Ernesto Cordero Arroyo, José Antonio Meade Kuribeña, José Antonio González Anaya, Carlos Treviño Martínez, Rafael Caraveo Opengi, Lourdes Mensoza y el también ex presidente Carlos Salinas de Gortari “entonces comisionista y cabildero del PAN”.

Toda una cadena, sin duda, a la cual faltará demostrar la culpabilidad y si ésta se basa en los dichos de Lozoya para poder llevarlo a lo marcado dentro del criterio de oportunidad solicitado. Ya desmenuzaremos para su total conocimiento los renglones faltantes aunque, habrá que puntualizar solamente existe una vaga referencia hacia su jefe inmediato superior, el titular de Energía Pedro Joaquín Coldwell.

AMLO, FELIZ, FELIZ, FELIZ

 

En Zacatecas, luego de la difusión de la denuncia del “sapo” Lozoya en redes sociales, López Obrador estaba feliz, llamando a la población a leer todo el documento y recomendando incluso que se hiciera una historieta del mismo. Y siguiendo con su ruta de escándalo mediático, insistió en realizar una consulta para determinar si deben ser juzgados los ex presidentes, “porque no quiero que se piense que yo soy el verdugo. ¿Yo por qué?, en una denuncia el pueblo manda”, dijo con ese dejo de inocencia con la cual pretende esconder su ignorancia en su conferencia de prensa matutina. “Es una denuncia muy grave. Desde luego esto no significa que todo lo que ahí se dice sea cierto, falta que la autoridad, en este caso la Fiscalía recabe todas las pruebas que se ofrecen. Tiene que llamarse a declarar a los involucrados, a los mencionados, tiene la Fiscalía que hacer el trabajo de investigación y tengo confianza que el fiscal Alejandro Gertz Manero actúe con profesionalismo y rectitud, y desde luego con apego a la ley”. Ante los señalamientos de los involucrados quienes refieren ser perseguidos, el tabasqueño apuntó que “el que está bien con su conciencia no tiene nada que temer. El tribunal que juzga es el de la conciencia de cada quién. El que nada debe, nada teme. Si no participaron y no recibieron dinero, que no se preocupen”. Y para seguir haciendo crecer el escándalo, les recomendó a los que se sienten difamados presenten denuncias por daño moral.

LOS “EMBARRADOS” SE DESLINDAN

El primero en seguir la recomendación de AMLO fue el ex diputado panista Ricardo Anaya quien presentó ante el Poder Judicial Federal una denuncia contra Emilio Lozoya Austín, por daño moral luego de que éste señaló en su denuncia de hechos ante la FGR que había recibido para sus aspiraciones políticas en Querétaro 6.8 millones de pesos por instrucción de Luis Videgaray.. “Sus mentiras no resisten el mínimo análisis,” subrayó al destacar que el ex funcionario afirma que le entregó dinero en la primera semana de agosto en el estacionamiento de San Lázaro cuando era legislador del PAN; sin embargo, cinco meses antes se había separado del cargo para ocupar la secretaría general del partido y luego la dirigencia nacional. Para el ex presidente Felipe Calderón, el manejo “ilegal y mediático” del caso Lozoya, es utilizado por el presidente como instrumento de venganza y persecución política. “(A Andrés Manuel López Obrador) no le interesa la justicia, sino el linchamiento, haciendo en mi caso acusaciones ridículas”, escribió el ex mandatario en Twitter, luego de filtrarse la denuncia del ex funcionario en la cual acusa que durante el sexenio de Felipe Calderón “se gestaron esquemas de corrupción”.

José Antonio González Anaya, mediante su cuenta de Twitter dijo carecen de sustento los señalamientos de Lozoya. “Sólo se entiende como un acto desesperado de quien sabiéndose culpable, pretende esquivar la justicia mediante el abuso del criterio de oportunidad y vengarse de quien denunció ante la PGR en enero de 2017 las irregularidades de Odebrecht”, publicó el ex funcionario, quien negó también haber participado en la aprobación de la reforma energética, en la contratación de Etileno XXI y en la compra de Agronitrogenados. Sostuvo en esos años desempeñaba funciones alejadas del sector energético y que “afirmación no probada es difamación”. Por su parte, el ex candidato presidencial del PRI y ex secretario de Estado tanto en la administración de Calderón como de Enrique Peña Nieto, José Antonio Meade, señaló en un twit: “Mi vida pública la dediqué a construir un mejor país, siempre con absoluta honorabilidad y legalidad. Un criterio de oportunidad sirve para conocer la verdad, no para acusar sin pruebas a quienes denunciamos ilícitos y ayudamos a que este caso se llevara a la justicia”. Agregó será respetuoso de las investigaciones. “Anticipé a la autoridad que estoy formalmente localizable. No habré de abonar a escándalos mediáticos”.

El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, aseguró que las acusaciones de Emilio Lozoya de supuestamente haber recibido sobornos para aprobar la reforma energética son una bajeza inaudita, sostuvo no se puede creer en la palabra de “un delincuente confeso” y acusó hay una intencionalidad política. El mandatario se deslindó de su ex secretario particular, quien aparece en un video recibiendo presuntos sobornos relacionados con el caso Lozoya, y aseguró que él no tenía necesidad de recibir dinero por un voto para la reforma energética porque desde que fue diputado federal apoyó modificaciones en ese sector. Ernesto Cordero, ex secretario de Hacienda de Felipe Calderón, aseguró que, durante su paso en el Senado de la República, nunca recibió dinero a cambio de su voto. “Nunca como servidor público, participé en un acto de corrupción. Los supuestos señalamientos de Emilio Lozoya son falsos. Jamaz forme parte de una negociación que implicara recibir dinero a cambio de mi voto en el Senado de la República”, escribió en sus redes sociales.

DE LOS PASILLOS

Los señalamientos sobre corrupción en el Ayuntamiento Benito Juárez, particularmente los hechos en contra de la presidente municipal Mara Lezama, llegaron a las mañaneras y López Obrador sostuvo no habrá protección y, por lo tanto, los dichos sobre la intervención de uno de sus principales colaboradores supuestamente emparentado con Santiago Nieto, titular de la UIF, se quedarán en el aire. Como es sabido el funcionario congelacuentas bancarias, pretende llegar a la gubernatura de Querétaro y, dada la posición vista y manejada por el tabasqueño, no es capaz de arriesgar su futuro político en aras de proteger a la alcaldesa. Es menester iniciar la investigación con toda seriedad y esas revisiones le darán a la Lezama la oportunidad de demostrar no ha incurrido en los ilícitos de los cuales todos hablan en Cancún diciéndose testigos de las compras inmobiiarias y de los conductos por los cuales ha recibido sumas millonarias. La moneda está en el aire y al caer demostrará la verdadera cara. Aunque se advierte éstas indagatorias podrían alcanzar a las Lauras, a la de Solidaridad y toda su parentela y a la de Puerto Morelos. Este trío se consideraba consentido y protegido no solo por López sino, también, por Jorge Emilio González, quien está de pésimas relaciones con los partidos políticos con los cuales se ha aliado, incluyendo a Morena y sus descisiones con las cuales los despojo de su mina farmaceútica…

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad, debió admitir que de los delitos del fuero común medidos por el Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública, el homicidio doloso y el feminicidio se encuentran al alza en 2020, en comparación con los registros del 2019. Es decir, no hay ni contención de la ola de violencia ni disminución de las ejecuciones. El primer año de gobierno de AMLO fue el de mayor número de asesinatos registrados en México desde 1997 y el presente año todo indica lo superará. La pacificación del país y la desmilitarización de la seguridad pública es hasta el momento otra promesa de campaña del tabasqueño totalmente incumplida…

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com
Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com;
Facebook.com/Liliaarellanooficial – Twitter @Lilia_Arellano1
Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de
Youtube.com/liliaarellano

 

The post ESTADO DE LOS ESTADOS: Lozoya, con sus acusaciones, prendió el ventilador appeared first on Almomento | Noticias, información nacional e internacional.