Investigan a líder del CRM de Q.Roo. por red de sexoservidoras

0
231


PLAYA DEL CARMEN, Q.R.- Una nueva línea de investigación abrió la Fiscalía General de la República (FGR) en torno al caso del líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), José Isidro Santamaría Casanova, que apunta hacia los hermanos Chapur Zahoul, dueños de al menos 18 empresas ubicadas en los estados de Quintana Roo, Yucatán, Jalisco y Baja California.

De acuerdo con Sol Quintana Roo, según testimonios recabados por peritos de la FGR, Santamaría Casanova estaría relacionado con el abastecimiento de sexoservidoras extranjeras y nacionales en algunos de los centros de hospedaje de la familia Chapur Zahoul, en donde precisamente domina a los trabajadores de la CTM.

Según fuentes de la FGR, fue por medio de trabajadores inconformes de los centros de hospedaje, especialmente los Hard Rock Riviera Maya y Cancún, como se obtuvo la nueva línea de investigación.

Cansados de la explotación laboral que viven a diario los trabajadores por parte de los incondicionales de Roberto Chapur Zahoul y que respaldan los delegados sindicales de la CTM, fue como decidieron denunciar el tráfico sexual con huéspedes exclusivos de los hoteles.

Son al menos 30 mujeres nacionales y extranjeras las que estarían ofreciendo sexoservicio en los hoteles de Roberto Chapur y que son enviadas en vehículos relacionados con la CTM que dirige Isidro Santamaría Casanova.

Como se recordará el Juez Primero de Distrito con sede en la ciudad de Cancún dictó dos años de prisión preventiva oficiosa a Isidro Santamaría Casanova, como una medida cautelar por su presunta implicación en el delito de trata de personas por el que fue detenido el pasado 25 de julio, según el proceso derivado de la carpeta administrativa 183/2019.

José Isidro Santamaría Casanova lleva 28 años al frente de la CTM desde 1991; en el 2017 fue electo para un periodo de seis años que comprende hasta 2023.

Durante su dirigencia, el sindicalista se ha visto involucrado en diferentes incidentes, como el año pasado, cuando sujetos armados atacaron a balazos las instalaciones de la CTM.

El líder cetemista está relacionado con el centro nudista Dassan, en el Bulevar Kukulcán, que es administrado por uno de sus hermanos. Además, era dueño de El Ejecutivo y Divas localizados en la zona hotelera.

Según la carpeta de investigación 183/2019, en marzo de 2019, da cuenta que una mujer extranjera declaró que vino a México porque le ofrecieron trabajar en un hotel, pero que al llegar a nuestro país le refirieron que tenía que laborar en un centro nocturno donde tenía que bailar desnuda y sostener relaciones sexuales con los clientes.

La afectada dijo que el día que arribó a suelo mexicano, la llevaron a una casa para empezar a trabajar en breve; no obstante, en razón que no llegó su maleta, una empleada de limpieza la trasladó al aeropuerto y después de recoger sus pertenencias, acudió al Instituto Nacional de Migración (INM) para solicitar auxilio.

Tras dicha denuncia y el resultado de las pesquisas al bar Dassan, donde trabajaría la presunta víctima, la Policía Federal Ministerial logró establecer que en el bar se cometían delitos como venta de droga, motivo por el cual se obtuvo una orden de cateo para dicho establecimiento.

Durante la acción, fueron rescatadas 51 mujeres extranjeras, quienes laboraban como bailarinas; sin embargo, ninguna tenía papeles migratorios, por lo que fueron aseguradas y trasladadas al INM en la ciudad de Chetumal.

Por otra parte, también se supo que el conflicto sindical que libra la Confederación de Trabajadores de México (CTM) contra la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) en Quintana Roo es orquestado por José Isidro Santamaría Casanova desde la cárcel.

En complicidad con Roberto Chapur Zahoul, dueño de la cadena de hoteles Hard Rock, el líder sindical cetemista Santamaría Casanova, preso por los presuntos delitos de trata de personas, comanda el sometimiento de los trabajadores para arrebatarles cualquier derecho laboral.

Lo mismo pasa en otras 18 empresas de Quintana Roo, Yucatán, Jalisco y Baja California, incluido el complejo hotelero Moon Palace, propiedad de los Chapur Zahoul en contra de la democracia sindical, y con la mezquina intensión no solo de explotar a los trabajadores sino también para quedarse con sus propinas que anualmente suman varios millones de pesos.

Sin embargo, la relación entre Isidro Santamaría y Roberto Chapur Zahoul viene desde hace varios años. Según versiones de allegados al cetemista, el primer contrato que obtuvo la CTM con Roberto Chapur fue antes de la apertura del Hard Rock Hotel en Los Cabos.

Desde entonces Isidro Santamaría aplica lo que entiende como sindicato: Recoge su mochada a cambio de dejar al garete a los trabajares, sin defensa sindical. Para ser representado el sindicato en Los Cabos, Isidro Santamaría nombra su “enlace” a Damián Velázquez.

Se dice que Roberto Chapur Zahoul es un empresario yucateco de origen libanés que comenzó en el negocio de la hostelería al inicio del sexenio de Carlos Salinas de Gortari. Se dedicó a la venta de tiempo compartido, y gracias a sus “contactos” obtuvo financiamiento para adquirir y construir diversos hoteles, primero en Cancún y luego Riviera Maya y diversos destinos de la República. Hoy es dueño de al menos 18 empresas relacionadas con hoteles, renta de automóviles, entre otras.

Isidro Santamaría preso por el presunto delito de trata de blancas, es un líder sindical corrupto que vende contratos de protección a hoteleros. Además, es protector de los negocios de los Chapur.

 

AM.MX/fm