Tulum, de destino turístico número uno a paraíso de sargazo

0
31
Actividades de los turistas en Tulum
Actividades de los turistas en Tulum

Por: Valeria García 

 

CIUDAD DE MÉXICO, 07 de junio (ElMayaMX).- Sentir entre los dedos de los pies la finura de una arena blanca que en la orilla de la playa se fusiona con agua cristalina, es una sensación que muchos visitantes -locales y extranjeros- esperan sentir al llegar a Playa Paraíso. Sin embargo, cuando pisan la tierra caribeña de una de las mejores playas del mundo se encuentran con toneladas de sargazo podrido que pica, bloquea la transparencia del agua e impide presenciar la brutalidad de una vista que en fotos parecía irreal.

Así que deciden moverse unos kilómetros al norte de Quintana Roo para disfrutar de otras aguas saladas, porque les han contado que Cozumel, Cancún, Playa del Carmen o Holbox también son destinos paradisiacos.

Pero al llegar no encuentran paraísos.

Y se marchan sin deseos de volver.

Los turistas se resignan a mirar un paraíso de sargazo.
Los turistas se resignan a mirar un paraíso de sargazo.

Los lugareños dicen que “es normal”, que el sargazo es “un problema de siempre” y que “no es temporada turística”. Quizá ignoran que se trata de un fenómeno natural que ha aumentado a causa del calentamiento global.

“Lo mejor que nos podría pasar es que la Madre Tierra nos mandé un buen huracán que se lleve todo ese sargazo y así nuestras playas estarán limpias”.

Así piensa Ozomatli, un residente tulumnense que vive de rentas de Airbnb, sesiones de yoga y masajes de barro que practica, en su mayoría, a quienes visitan el destino turístico número uno en el país mexicano.

Y es que gracias a su privilegiada riqueza de paisajes y recursos naturales, Quintana Roo es el destino mexicano que recibe más turistas desde el 2014.

Primero se saturaba de turistas en el periodo vacacional, ahora todo el año es buena temporada para recibir visitantes y explotar los recursos naturales con los que cuenta. Y es que ¿quién no sueña con sumergirse por sus arrecifes, ríos subterráneos, mares cristalinos, manglares y cenotes?, o ¿con una caminata por las zonas arqueológicas que dejaron las culturas mayas?

Todos. Todos soñamos con pisar esas tierras alguna vez y con vivir por lo menos, una de todas esas experiencias.

Pero si queremos hacerlo debemos darnos prisa y vacacionar en una de esas playas antes de que termine el 2019 o máximo, hasta el 2021. Porque al pisar Playa Paraíso y verla cubierta de sargazo y al saber que el resto del Estado está en las mismas condiciones, lo único que nos preocupa es calcular el tiempo que tenemos para regresar.

Zona Arqueológica de Tulum.
Miles de turistas visitan a diario la Zona Arqueológica de Tulum.

El sargazo no tiene un patrón estacional ni un estimado de duración, simplemente puede presentarse una semana o prolongarse algunos meses. La preocupación es que este año llegó en cantidades abundantes, a consecuencia, baja el turismo, se requiere de maquinaria pesada para retirarlo de las playas, produce un olor fétido y no tiene descomposición.

Se trata de un alga marina que proviene del mar de los Sargazos. Dicho cuerpo de agua pertenece a un área extensa del océano Atlántico (norte) que recibió su nombre por albergar una gran cantidad de algas del género Sargassum.

mar de los Sargazos.
Imagen de SEDETUR del mar de los Sargazos.

Al oeste del mar de los Sargazos se encuentra la Corriente del Golfo, el este la Corriente Canarias y al sur la Corriente Ecuatorial del Sur. Tiene unas dimensiones de 5.2 millones de km2, con mil 107 kilómetros de anchura y 3 mil 200 kilómetros de longitud. Las únicas masas de tierra dentro de su espacio natural son las islas Bermudas.

Como parte del Giro del Atlántico Norte las algas de este mar se mueven hacía otras costas cercanas como las de México, Brasil, Jamaica, Belice, Honduras, Costa Rica, Estados Unidos, África y otras.

Todo apunta a que se trata de un fenómeno natural que como cada año ha arribado a las costas de Quintana Roo por al menos tres o cuatro meses, sin embargo, está vez las algas llegan a diario y se han acumulado en toneladas.

Imagen panorámica de Playa Paraíso.
Imagen panorámica de Playa Paraíso.

Se tiene registro de que el sargazo llegó a México en 2011, aunque las cantidades significativas de arribo se pronunciaron hasta 2014 y cada vez van en aumento.

Las causas pueden ser diversas, algunos especialistas han señalado principalmente el incremento en la temperatura del mar por el calentamiento global y la contaminación del mar; provocada por deshechos humanos provenientes del mal manejo de las aguas negras -lo que incrementa los nutrientes para el crecimiento de las algas-.

Al aumentar el calentamiento global del océano las corrientes de agua se vuelven más grandes y envían al alga al sur y al Caribe. En Quintana Roo ha afectado a las principales playas como: Mahahual, Playa del Carmen, Cancún, Tulum, Holbox y Bacalar.

El sargazo abunda en las playas.
El sargazo abunda en las playas de Quintana Roo.

Investigadores y expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) han advertido que lo que antes podía catalogarse como un fenómeno natural pronto podría considerarse un desastre ecológico y económico, porque los lugares afectados dependen, en su mayoría, del turismo.

Quizá el problema no se dimensiona hasta que recorres la Zona Arqueológica de Tulum en espera de llegar al mirador que tiene vista a la costa y donde, si la marea está tranquila, puedes bajar y acercarte.

Las ganas de presumir que estuviste en la ciudad amurallada de los mayas se quitan cuando la única vista que tienes son las olas saturadas de sargazo porque además, un letrero que anuncia “Prohibido el paso” limita el acceso para bajar hacía la costa y nadar un poco.

Paso prohibido para bajar a la costa llena de sargazo.
Paso prohibido para bajar a la costa llena de sargazo.
Se prohibe bajar a la costa por las grandes cantidades de sargazo.
Se prohibe bajar a la costa por las grandes cantidades de sargazo.

Así que ahí empiezan a terminar las esperanzas de disfrutar de las aguas saladas de Tulum o de las vistas hermosas, porque aunque los atardeceres sigan estando cargados de tonos rojizos, las toneladas de sargazo a la orilla de la playa estropean todo deseo de postear una foto, de broncearte o siquiera de tener un tiempo libre para recostarte sobre la blanca arena mientras escuchas la tranquilidad del mar.

Porque mientras estás parado frente a esas cantidades de algas no puedes dejar de preguntarte, ¿qué es esto?, ¿qué lo origina?, ¿de dónde viene?, ¿por qué es tanto?, ¿hasta cuando se va a quitar?, ¿por qué nadie lo limpia? Y si, también te cuestionas qué has hecho tú para contribuir al deterioro de Tulum.

Porque no necesitas saber específicamente qué es ni de donde viene.

No necesitas ver plásticos nadando en el mar.

No necesitas ver especies marinas muertas.

Simplemente tu razonamiento lógico detecta que eres parte, aun con tus buenos hábitos consumistas, de este desastre ecológico.

Vista de la costa desde la Zona Arqueológica de Tulum.
Vista de la costa desde la Zona Arqueológica de Tulum.

Las autoridades sí han actuado. El gobierno federal y local ha invertido alrededor de 80 mil millones de pesos para limpiar las playas y enfrentar el problema.

La Secretaría de Turismo de Quintana Roo junto con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), además de empresarios y la ciudadanía en general, están trabajando para evitar que este fenómeno afecte al turismo.

Cada vez hay más programas de limpieza de playas donde participan voluntarios extranjeros y lugareños. También se ha usado maquinaria pesada.

Al menos en Chetumal se han colocado barreras flotantes de contención para evitar que el sargazo llegue hasta la orilla.

Y, en todas las playas quintanarroenses trabajan pequeñas embarcaciones especiales para la colecta de sargazo.

 La mejor noticia de todas es que especialistas e investigadores ya han analizando las mejores opciones para reutilizar el sargazo y darle un buen uso.

 

Pero cada una de estas acciones no es nada contra las toneladas de sargazo que hay en todas las playas del Estado.

Resulta que el sargazo tiene un corto periodo de vida (días o meses). Se descompone y se vuelve “arena”, lo que significa que desaparece naturalmente. Sin embargo, debe estar esparcido para que pueda secarse.

El asunto es que las cantidades de sargazo impiden expandirlo por los metros o kilómetros que requiera. Entonces queda amontonado, se pudre y produce un mal olor y, obviamente, nunca se descompone.

El sargazo amontonado se pudre y no puede descomponerse.
El sargazo amontonado se pudre y no puede descomponerse.

Transportarlo a otras partes es la opción que se ha tomado, pero la alga mojada pesa tanto que solo puede moverse con maquinaria pesada; lo que implica mayores recursos que por supuesto, no se tienen.

Es necesario destacar que cuando el sargazo se seca libera ácido sulfúrico que provoca alergias. También se produce fósforo, que reduce la cantidad de oxigeno en el agua y genera la muerte de peces.

Además, impide el paso para que las tortugas lleguen a desovar en la playa y así mismo, las crías no pueden arribar al mar.

Para encontrar una solución al sargazo hace falta echar un vistazo a las consecuencias ambientales que está ocasionando y más aún, las que podemos provocar al intentar “retirarlo” de las playas.

Casualmente esta semana tenemos dos días de reflexión sobre el impacto que la actividad humana deja en el medio ambiente y en todos los ecosistemas de la tierra.

El pasado 5 de junio se celebró el Día Mundial del Medio Ambiente mientras que, irónicamente, mañana 8 de junio se conmemorará el Día Mundial de los Océanos, con nuestras costas caribeñas y playas de la Riviera Maya llenas de un alga que se acumula a diario, y peor aún, que se ha estado acumulando desde hace casi seis meses.

Sargazo acumulado en las playas de Tulum.
Sargazo acumulado en las playas de Tulum.

El siguiente paso exitoso para combatir el sargazo debería estar basado en la regla de analizarlo no como un problema de imagen turística y asunto económico sino por su impacto –irreversible- en la biodiversidad del mundo y nuestra propia salud física.

AM.MX/vgs

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here