Cultur, sin aviso de reapertura de zonas mayas

0
35


MÉRIDA.— El lunes 7 de septiembre reabrirán las zonas arqueológicas en todo el país; sin embargo, el patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos del Estado de Yucatán (Cultur) indicó que esperará la notificación oficial del INAH para abordar el tema de la reapertura de  dichos sitios del estado.

El titular de Cultur, Mauricio Díaz, señaló que hasta el momento la administración estatal no ha determinado la apertura de las zonas arqueológicas, ya que dicha decisión deberá ser propuesta por el INAH, por lo que aún no hay fecha precisa para abrir las zonas mayas al público.

Imagen

Hace unos días, la secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto, indicó que “es tiempo de volver a los espacios culturales en forma ordenada y con las medidas sanitarias adecuadas”, esto tras el cierre de estos lugares debido a la pandemia de Covid-19.

Tras este dicho, se dio a conocer que a partir del 7 de septiembre empezarán a abrir, de manera escalonada, los museos y zonas arqueológicas que administra el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). De esta forma, Chichén Itzá y las otras zonas arqueológicas de Yucatán podrían reabrir a partir del próximo mes.

Al respecto, Díaz Montalvo indicó que abordará el tema con el gobernador Mauricio Vila Dosal, y precisó que de quien debe venir la notificación de reapertura de zonas arqueológicas es del INAH, no de la Secretaría de Cultura federal.

Imagen

Por su parte, Jorge Carrillo Sáenz, presidente del Consejo Empresarial Turístico de Yucatán (Cetur), señaló que las autoridades aún no han realizado las labores pertinentes sobre las prevenciones y normativas para evitar contagios de Covid-19 entre los visitantes.

Lo preocupante es que ya tenemos la reapertura encima, y no tenemos noticias de los avances para tener los protocolos por parte del gobierno del Estado, Cultur e INAH, ya que no será como antes, o al menos el operativo para el equinoccio”, reiteró.

El empresario recordó que antes en promedio visitaban Chichén Itzá alrededor de seis mil personas al día, ahora la capacidad de carga tendrá que ser de mucho menos y ya no se permitirá vistas individuales, serán en grupo para controlar las entradas y salidas.

Te recomendamos: 

INAH confirma reapertura de zonas arqueológicas en el país

EM/dsc