El Sol en el cenit, el fenómeno que dejará a la gente de Yucatán sin sombra

0
108
sol-fenómeno-sombra

Del 23 al 25 de mayo se registrará el fenómeno astronómico del Sol en el cenit en Yucatán, que significa que el astro llegará a su punto de mayor verticalidad sobre la tierra y por ende desaparecen las sombras, destacó el astrónomo Eddie Salazar Gamboa.

Ese fenómeno (situación del Sol en el punto más alto de su elevación sobre el horizonte) se podrá observar a plenitud en por lo menos cinco ciudades prehispánicas, como por ejemplo Chichén Itzá.  Para los mayas, el paso de la estrella por el cenit marcaba el inicio de la temporada de siembra.

En entrevista con Notimex, Salazar Gamboa explicó que durante estos tres días desaparecerán las sombras en vestigios verticales y la luz entrará a plomo en observatorios o sitios especialmente construidos para medir el tránsito por la bóveda celeste.

Aclaró que en este 2019, el 21 de junio será el día más largo del año, con una duración de casi 14 horas, es decir, será el momento en que el sol se ubique en su punto de mayor verticalidad.

¿Cómo y en dónde se apreciará mejor?

El especialista mencionó que este suceso, la entrada del Sol en el cenit, iniciará exactamente el próximo 23 de mayo a las 13:14 horas, cuando el astro quede justamente sobre nuestra cabeza, un acontecimiento que ocurre dos veces al año.

Detalló que este 23, el fenómeno de la luz completamente vertical se registrará en los edificios de la zona arqueológica de Uxmal, mientras que el viernes 24 sucederá en Chichén Itzá y el sábado 25, en Aké, Dzibilchaltún, Acanceh y Mayapán, entre otras.

“En esos días, el Sol estará justo sobre nuestras cabezas, por lo que las personas no proyectarán sombra durante varios minutos. Lo mismo ocurrirá con los edificios verticales y por ende también habrá una mayor radiación solar en la región”, precisó Salazar Gamboa.

Al menos para la Península de Yucatán, el paso del sol por el cenit ocurre dos veces en el año, y en Mérida ocurrirá precisamente el 25 de mayo y el próximo 19 de julio, que es el “lapso de cuando el sol entra y sale completamente del cenit”.

Para los mayas era vital conocer el fenómeno cenital previo al solsticio de verano, pues indicaba el inicio de la temporada de lluvias por lo que debían empezar a preparar sus cosechas”, comentó el también académico del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM).