ÍNDICE POLÍTICO: AMLO, como el Flautista de Hamelin

0
16

FRANCISCO RODRÍGUEZ

Lo dicho. No podemos salir del círculo cuadrado: resequedad económica, inflación, devaluación, recesión. Panorama de estanflación. El mexican way of life para muchísimos años. El tabernáculo de los amlovers, partisano de la libertad sigue por ese camino, hasta que no pase otra cosa.‎ Y hasta ahora, todavía no pasa.
En esas estamos y los mentirosos hacen su agosto. Tiene medio año que llegó Arturo Herrera y en su acto de presentación se comprometió a sacar un cochinito de 500 mil millones de pesos que tenía el gobierno, más una retahíla de subejercicios, para dedicarlos a actividades productivas. Así lo dijo el desdichado.
De tantas babosadas que ha tenido que defender Arturo Herrera al frente de lo que queda de la SHCP, ya hasta cree que merece la gubernatura de Hidalgo, en lugar del juicio público.
Junto con él, las organizaciones de empresarios se comprometieron también a invertir en obras necesarias más de otros 500 mil millones de pesos que tenían en sus carteras, para sacar al gobierno de la asfixia y del catatonismo y ¡épale!, echar a andar el mercado interno a todo lo que daba.
Finalmente, no existía nada de lo que prometieron. La gente se pregunta ¿dónde está el dinero?, pues no se ha intentado ni la recuperación del subejercicio presupuestal. ¿Será que alguien con veinte uñas se adelantó? ¿Será que se trata de un fondo para las emergencias del exilio? ¿A qué grado se encuentra el nivel del miedo?
¿Será cierto ese rumor que se esparce por todos los rincones de que la Cuarta Transformación ya tiene su paraíso fiscal particular?

Slim, ¿el soporte emocional del Presidente?

Por lo pronto, para que se olvidaran los compromisos asumidos, vino el bocazas y acabó con todo. Creó un ambiente de incertidumbre y amenazas, y acabaron echándole el guante al famoso Fondo de Estabilización para las desgracias nacionales. Así como lo oye. La política económica fue considerada como una desgracia por sus propios defensores.
Alentados por el flautista de los condenados, los diputados establecieron un presupuesto de gastos por más de seis billones de pesos, sin saber en qué se iban a gastar. Como van las cosas, con la decepción generalizada del aparato económico, dudo que puedan recaudar ni la mitad. Las organizaciones de empresarios ya hicieron mutis.
Sólo el padrote de las concesiones, el tal Carlos Slim, se atrevió a decir que iba a hacer 1 mil 600 obras de infraestructura para reactivar el empleo, el salario y fortalecer el mercado interno. La lista de obras, en quince días, pasó a ser de sólo 14. A la fecha no se ha empezado alguna.
La pregunta que flota en el aire es: ¿cuánto y en qué especie cobró el tycoon mexicano-libanés el favor de haberse echado ese trompo a la uña cuando nadie salía a defender al paladín del desarrollo, solito en Palacio Nacional? ¿Cuánto por ser el soporte emocional de sus cuitas?

El T-Mec sólo sirve pa’ na, pa’ na y pa’ ná

Como todo y como siempre, todo volvió a fracasar. Entonces, la apuesta del Estado se cargó al T-Mec que, como todo el mundo sabe, es el argot publicitario de las pandillas neoliberales.
Pero el T-Mec sólo sirve para alentar las aventuras de los ensambladores extranjeros que se llevan el agua, la tierra, los mantos freáticos, las exenciones de impuestos, con base en salarios de supervivencia y miseria para los técnicos automotrices mexicanos. Es para lo que sirven los 40 tratados comerciales de México con el mundo. ¡Ah!, y para taparle el ojo al macho de la dependencia umbilical estadunidense.
Y se me olvidaba. También sirve para darle seguridad a un puño de familias exportadoras de legumbres, cárnicos y mariscos, no sea que allá se les ocurra cerrarles la frontera. Fuera de allí, como el gitano dijo, no sirve pa’ na, pa’ na y pa’ ná… Pero se nos hace creer que ahí está el tabernáculo de la felicidad y la gloria de la economía.

Niños de Chilapa, armados para no ser masacrados

‎Ni las proyectadas obritas de Slim-Salinas, ni el T-Mec sirven para resolver el drama del empleo, menos para fortalecer el mercado interno. Son engañifas neoliberales, calcadas por el flautista de los condenados para acabar de conducir a los infelices al matadero. Y para que vuelvan a votar por él, aunque mande a decir que se va a su rancho en Tenosique.
La realidad es que los niños de Chilapa andan armados, pues no quieren ser halcones de los narcos de la amapola, ni cosechar sus plantíos con un arma en la nuca, ni matar por encargo, ni acabar masacrados por el Ejército y/o los narcos, como sus amigos de Ayotzinapa. Aunque hoy el flautista jure que no fue crimen de Estado.

Salud y seguridad pública, enormes fracasos de hoy

La realidad es que no hay medicinas para enfermedades crónicas ni de tercer nivel, porque a la hoy encargada del SAT se le ocurrió “consolidar” las compras durante un año para saber qué se siente y quedar bien con el gran partisano de Palacio.
Cáncer, diabetes, enfermedades vasculares, las tres causas más recurrentes de muerte para los mexicanos no tienen abasto de medicinas en ningún hospital público. Desde la mañanera, empero, el flautista insta a médicos, enfermeras y afanadores a comprar con su dinero en la botica de la esquina los medicamentos que requieran los enfermos graves o terminales.
La Guardia Nacional de Juan Trump –como se conoce al de Tepetitán en la Casa Blanca– puesta para reprimir migrantes centroamericanos en el sur, y mexicanos en el norte. Los líderes sindicales seguirán siendo electos por quienes decidan aquellos que dejaron los caciques encargados del despacho.

Recesión, el mexican way of life para siempre

No hay empleo, no hay dinero, no hay circulante, pero –eso sí– hay inflación, la devaluación está en puerta y la recesión será nuestro mexican way of life durante muchísimos años, si no pasa algo antes. Y no ha pasado. Dicen que un solo sujeto no puede causar tanto daño. ¿Será?
¿Quién es este sujeto? ¿Ya está chalao? ¿Se le fueron las cabras? ¿Ya lo perdimos?
‎Son demasiadas barrabasadas las que se han cometido.
No puede ser parte de un libreto del flautista de los condenados. ¿O sí?
¿Usted qué cree?

Índice Flamígero: El flautista no pudo conducir a su Movimiento de Regeneración Nacional hacia el método que les propuso para renovar la dirigencia de lo que es un partido en ciernes. Rechazaron hacerlo a través de una encuesta.

https://www.indicepolitico.com / indicepolitico@gmail.com / @IndicePolitico / @pacorodriguez

The post ÍNDICE POLÍTICO: AMLO, como el Flautista de Hamelin appeared first on Almomento.Mx.