ÍNDICE POLÍTICO: Explicaciones ñoñas en los casos de “El Mencho” y Lozoya

0
41


FRANCISCO RODRÍGUEZ

La opinión pública sigue esperando una posición política razonable e inteligente sobre ese despliegue de fuerza mostrado por El Mencho Oseguera, líder de la delincuencia organizada del Cartel Jalisco Nueva Generación. Hasta la hora, sólo los balbuceos ñoños de Alfonso Blandazo han descargado toda la furia del Estado contra ese desafío descomunal.

La comparación entre la respuesta inmediata del “Bendito Coraje”, un documentito blandengue, así titulado por su autor, el Iluminado de Tepetitán‎, al grupo de intelectuales que en dos cuartillas hizo pedazos el discurso cotidiano de las “mañaneras”, y el mutismo resignado del aparato ante un reto real, que ya ha dejado cadáveres en los caminos de Michoacán inmediatamente después del video dizque montado…

… revela un estado de guerra civil que se niega a decir su nombre. Hay dos o más fuerzas enfrentadas entre las delincuenciales, una, que goza de la bendición, protección y complicidad del gobiernito, la de Culiacán, y la de El Mencho que no entiende razones de boletín descafeinado, como ese de la Secretaría de Seguridad Pública. Y el Estado sigue mudo, sordo y ciego.

‎Tal vez deba entenderse como respuesta oficial, la decisión del “caudillo” de regalarle al Ejército y a la Marina Armada fallidos la vigilancia, el cobro de impuestos y el control –que otra vez será fallido de antemano– de las aduanas y los puertos del país, una auténtica mina de oro en manos de los secuaces de Alí Baba.

El caso Lozoya, otra faramalla a cargo de la Fiscalía General

En todo caso, otra vez el ridículo. Cuando todo mundo esperaba una posición razonable e inteligente al hecho de que la gran faramalla que se montó para depositar en el caso Lozoya Jr. no podía explicar el hecho de que el ladronzuelo fuera de manera subrepticia al Reclusorio Norte…

…. en vez de alojarse –a cargo de nuestros destrozados impuestos– en el Hospital Ángeles del Pedregal, diez días y sus noches, all inclusive. Y mientras, todas las oficinas de prensa de la administración pública destinan ríos de tinta y de dinero para emitir y difundir unas joyas de la mediocridad que no tienen parangón en la historia moderna de México.

‎Lo que hubiera podido explicar mejor cualquier tinterillo de demarcación policíaca, lo cargaron en los hombros del Senado de la República, que hasta ese momento no tenía vela en ese entierro. Una institución que debería reservarse para casos políticos de enjundia, el Senado, tuvo que meterse en la aclaración de conductas y acciones huizacheras que demostraran la ausencia del Pacto de Impunidad, sin lograrlo. Quedaron más cortos que el enano del tapanco.

El boletín del Senado de la República sólo confunde al respetable

Y es que el boletín explicativo de los huizaches, a cargo del Senado –que en estos momentos debería fijar su atención en las consultas de la Cámara Baja para designar a la cuarteta ganadora para irse al Instituto Nacional Electoral– escurrió el bulto y dirigió sus obuses mojados a defender a la Fiscalía, absolutamente indefendible y, por demás, ñoña.

Por güeva ya no los quería reproducir, pero vale la pena transcribir, de alguna manera hay que llamarlo, los párrafos cimeros de esa vulgar alocución de prensa con la que el Senado trata de enmendar las planas de sus competidores, todo con el fin de quedar bien con el “caudillo”. Una competencia obtusa y descocada.

Pero bueno, aguantemos la respiración: ” El acuerdo de quien fue integrante del gabinete de Enrique Peña Nieto con la FGR es que puede beneficiarse de un ‘criterio de oportunidad ‘que(,) de acuerdo con el artículo 21 Constitucional(,) establece el Ministerio Público en el ejercicio de la acción penal.

“Por esa razón, aún falta precisar por parte del Ministerio Público(,) las medidas de protección que puedan alcanzar al testigo colaborador y a las personas ligadas con vínculos de parentesco o afectivos con el propio testigo”. Por fin, ¿el sujeto de marras es testigo, colaborador, chivato o protegido?).

“De acuerdo con el artículo 256 y otros del Código Federal de Procedimientos Penales, cuando el imputado aporta información esencial y eficaz para la persecución de delitos graves que se le imputen, se aplicará este criterio de oportunidad, que es lo que está ocurriendo en el caso concreto. Obviamente la información debe de ser fidedigna y ayudar a las investigaciones en la persecución de los delitos y su deslinde”.

A pesar de lo anterior, agrega: ” Este es un asunto de corrupción emblemática. En México no hay precedente alguno, es hasta ahora que se está acudiendo a profundizar el combate a la corrupción y erradicar la impunidad. Por primera vez se actúa contra quienes se sentían intocables…”

Preguntas que no tendrán respuesta de los ignaros cuatroteros

¿Por eso se le traslada al hospital de cinco estrellas con todo pagado? ¿Por eso tendremos que fumarnos un rollo interminable que puede durar de aquí hasta las elecciones intermedias para esperar qué se les ocurrirá preguntarle al convicto?

¿Para eso esta faramalla que apunta a convertirse en un circo de carpa gacha para volver a fracasar?‎

¿Ese fue el acuerdito con Garzón para librar de polvo y paja a la mafia del poder?

¿Hasta ahí llega el tentáculo de la lucha contra la corrupción?

Electorero, el “caudillo” sólo quiere exhibir a las oposiciones

Por lo visto, se trata de un proceso mediático, no jurídico. De esto último no tiene nada. Al “caudillo” lo que le importa no es combatir la corrupción, ni llegar a sus últimas consecuencias, le importa exhibir a los partidos de oposición utilizando su poder mediático y maletas que le queden para ver si se puede llegar a un acuerdo electoral que logre frenar la idea central de llegar con una coalición marca llorarás a los comicios más importantes de la historia reciente.

Se trata de sembrar la desconfianza y provocar el chivatismo entre los líderes de la oposición, socavar la solidaridad, dinamitar los acuerdos electorales, generar la incertidumbre de los dichos y declaraciones ministeriales, crear olas de indignación entre las barricadas de los adversarios. Castigar y premiar, según convenga.

Y ver de lo perdido qué aparece, por aquello de los corruptos de que no hay cosa más barata que aquella que se puede comprar con dinero.

Pues lo que está en juego es la supervivencia del “caudillo”. Ampliar, si se puede a perpetuidad, el experimento bolivariano en México. Llevar hasta sus últimas consecuencias la paciencia y la resistencia del pueblo para que aprendamos la felicidad de sólo tener un vochito, un viejo par de zapatos, ropa raída y alimentarse con desperdicios de cereales y leguminosas baratas.

Lo que haga falta, de aquí a las elecciones, lo conseguirá la complicidad de las Fuerzas Armadas y del gobiernito con las fuerzas reales y sanguinarias de los clanes del narcotráfico, más los esparadrapos de la pandemia, que pretenden ahora tenernos embozalados ‎hasta mediados del año próximo, el annus horribilis para la Cuarta Decepción.

¿De verdad existe el país que exhibe la 4T en sus boletines?

Los boletines ñoños…
… los posicionamientos pueriles de Blandazo en respuesta al poderío de El Mencho…
las mañaneras del “caudillo”…
… son simples aderezos.
Corresponden a un país que sólo existe en quienes creen que gobiernan.
¿No cree usted?

Índice Flamígero:

Índice Político | Noticias México, Opinión, Internacional, Política

indicepolitico@gmail.com
@IndicePolitico
@pacorodriguez

The post ÍNDICE POLÍTICO: Explicaciones ñoñas en los casos de “El Mencho” y Lozoya appeared first on Almomento | Noticias, información nacional e internacional.