La Secretaría de Salud gastas 65 millones de pesos en viajes premier

0
111


CIUDAD DE MÉXICO.- El primer capítulo del libro “Hacia una Economía Moral”, escrito por el presidente López Obrador, comienza con la frase: “La corrupción fue por mucho tiempo el principal problema de México”. AMLO se refiere a los sobornos y cohechos en tiempo pasado, como si se tratara de un problema que ya no existe en su gobierno.

Ha tratado de convencer al pueblo sabio de que su gobierno logró erradicar ese cáncer social que es la corrupción.

“Lo puedo decir ya: se acabó la corrupción. No hay proveedores predilectos del régimen, hay transparencia en las licitaciones, ganan los que ofrecen mejores precios y calidad en todo sentido”, fueron sus palabras en alguna de sus conferencias mañaneras.

Pero AMLO oculta la verdad, engaña, pues durante su administración ocho de cada 10 contratos públicos se han adjudicado de manera directa, aunque lo más grave es que en los hechos ha mantenido las preferencias hacia algunos proveedores de los gobiernos anteriores.

De acuerdo con La Opinión de México, durante los años que militó en la oposición y como candidato a la Presidencia de su partido Morena, AMLO denunció una y otra vez que por medio de la adjudicación directa o la invitación restringida se le otorgaron millonadas de pesos en contratos públicos a proveedores consentidos de los gobiernos priistas y panistas.

Ahora como Presidente hace lo mismo que siempre condenó.
Tal es el caso de Viajes Premier S.A., empresa consentida de Peña Nieto, Felipe Calderón y Vicente Fox, que durante el gobierno de López Obrador ha sido beneficiada con contratos que suman más de 345 millones de pesos con las secretarías de Salud, Turismo y Cultura, según documentos en poder de La Opinión de México.

El contrato número DGRMSG-DCC-S-008-2019 de prestación de servicio de reservación, adquisición y/o radicación de boletos de transportación aérea nacional e internacional para las unidades administrativas y órganos desconcentrados de la Secretaría de Salud, celebrado en 2019 entre la dependencia y Viajes Premier S.A. y Tayira Travel S.A., contempla un monto mínimo de 24 millones 854 mil 107.47 pesos y máximo de 58 millones 858 mil 764.30 pesos, más 16 por ciento del IVA. Este contrato fue firmado el 25 abril del año pasado.

Las áreas usuarias de los servicios de Viajes Premier S.A. y Tayira Travel S.A. –según el documento en nuestro poder- son la oficina del secretario Jorge Alcocer Varela, los integrantes del Consejo de Salubridad General, la Oficina del Abogado General, la Dirección General de Comunicación Social, el Órgano Interno de Control, la Unidad de Análisis Económico, la Dirección General de Epidemiología, la Comisión Nacional de Arbitraje Médico, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, entre otros organismos desconcentrados de la dependencia.

El contrato fue firmado, por parte de la dependencia, por Elizabeth Grace Jiménez Vázquez, directora general de Recursos Materiales y Servicios Generales; Isis Marlene Alcíbar Flores, directora general adjunta de Adquisiciones, Suministros y Servicios Generales; y Raúl Huerta Martínez, subdirector de Servicios Automotrices y Telecomunicaciones, administrador general del contrato y área técnica.

Por parte de Viajes Travel S.A., firmaron Jorge Cuitláhuac Hernández Escamilla, representante legal de Viajes Premier, S.A. y Martín Pedro Castañeda Carrión, representante legal de Tayira Travel, S.A. de C.V.

Otro contrato, el número AA-021000999-E30-2019 otorgado mediante adjudicación directa firmado con la Secretaría de Turismo en marzo de 2019, es por la cantidad mínima de 140 mil pesos y máxima de 350 mil pesos, y contempla los servicios de transportación aérea nacional e internacional para el período comprendido entre el 15 y 28 de marzo del citado año.

El contrato con la Secretaría de Turismo fue firmado, por parte de la dependencia, por José Alfonso Martínez Ruiz, director general de Administración; Alejandro Zúñiga Bernal, jefe de unidad de la Corporación de Servicios al Turista Ángeles Verdes; Ramón Enrique Martínez Gasca, director general del Instituto de Competitividad Turística; Rubén Carbajal Zárate, coordinador administrativo de la Unidad de Administración y Finanzas; Sandra Berenice Meza Pérez, coordinadora administrativa de la oficina del secretario Miguel Torruco Marqués; además de otros seis funcionarios entre jefes de departamento y subdirectores de área.

Por parte de Viajes Travel, S.A. firmó Junior Roberto Hernández Escamilla como apoderado legal de la empresa.
Con la Secretaría de Cultura a cargo de Alejandra Frausto Guerrero, durante el primer año de gobierno de AMLO, firmó otro contrato por 150 millones de pesos, aunque en este caso los servicios ofrecidos por Viajes Premier, S.A. nada tienen que ver con la transportación aérea, sino que su función es de intermediaria (outsourcing) para la contratación de artistas y trabajadores del sector cultural.

Igualmente, con la Secretaría de Cultura del gobierno de la Ciudad de México suscribió dos contratos por un monto mínimo de 55 millones 164 mil pesos y hasta 137 millones 910 mil pesos.

El primer contrato fue suscrito por Argel Gómez Concheiro, director general de Grandes Festivales, así como por Ángel Ancona Reséndez, director del Sistema de Teatros de la Ciudad de México; y Miguel Roberto Mejía Murillo, director de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México.

Por parte de Viajes Premier firmó Junior Roberto Hernández Escamilla, apoderado legal de la empresa.

Este contrato se suscribió bajo el concepto de prestación del servicio integral para la producción y programación artística y cultural de calidad en la Ciudad de México.

Como se puede apreciar, estos dos contratos con las secretarías de Cultura federal y del gobierno de la Ciudad de México, no tienen relación alguna con los servicios de transportación aérea nacional e internacional como fueron los casos de los contratos firmados con las secretarías de Salud y de Turismo.

Jugosos contratos en tres sexenios
De acuerdo con el portal QuiénEsQuién.Wiki, durante el sexenio de Vicente Fox, entre 2005 y 2006, Viajes Premier, S.A. firmó un contrato bianual con la Secretaría de Educación Pública por la cantidad de mil 156 millones 153 mil 361 pesos; en 2007, ya con Felipe Calderón, obtuvo otro contrato por 57 millones 750 mil pesos con el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos; entre abril-diciembre de 2017 durante el sexenio de Peña Nieto, logró otro más con el Consejo de Promoción Turística de México por la cantidad de 10 millones 86 mil 207 pesos.

Con el mismo Consejo de Promoción Turística durante 2014 obtuvo otro por la cantidad de ocho millones 500 mil pesos; de abril a diciembre de 2016 uno más con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública por la cantidad de siete millones 390 mil 47 pesos.

Con el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura logró un contrato por tres millones 130 mil pesos por servicios de transportación aérea nacional e internacional para el período comprendido entre el 27 de marzo al 6 de abril de 2015; con la Secretaría de Educación Pública firmó un contrato por dos millones 862 mil 152 pesos en el lapso comprendido entre el 27 de octubre al 8 de noviembre de 2013.

Con el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, el contrato por la cantidad de dos millones 500 mil pesos en el período comprendido entre el 29 de junio al 31 de julio de 2014; con el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias por la cantidad de dos millones 97 mil 524 pesos por servicios de transportación aérea del 9 de noviembre al 19 de diciembre de 2016.

Entre 2005 y 2017, Viajes Premier, S.A. obtuvo por lo menos 30 contratos por un monto de alrededor de mil 250 millones de pesos, y hoy en el gobierno de López Obrador la empresa ha sido beneficiada con jugosas adjudicaciones, incluso abarcando funciones de outsourcing.

Según su página oficial, es una agencia de viajes de tours, cruceros y hospedajes nacionales e internacionales, ubicada en la colonia Nápoles de la Ciudad de México. Fue fundada en 1968, aunque su etapa como proveedor consentido del gobierno llegó hasta 1995.

La agencia ha sobrevivido a los cambios de gobierno y con la Cuarta Transformación ha logrado mantener más de una docena de contratos activos por un monto de 345 millones de pesos.

Pero el caso de Viajes Premier S.A. no es el único en el que el gobierno encabezado por López Obrador ha mostrado preferencias a pesar de su discurso mañanero en el sentido de que ya se acabaron los privilegios para contratistas y proveedores como sucedía en los anteriores gobiernos.

En lo que va de la pandemia del Covid-19, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha gastado más de 32 mil millones de pesos en contratos para mantener la operación de los centros hospitalarios.

Del 1 de marzo al 25 de mayo del presente año se han registrado nueve mil 575 contratos y, aunque figuran cientos de proveedores, una decena de empresas acaparan la mayor cantidad de asignaciones.

Entre ellas destacan competidoras del mercado beneficiadas en el gobierno de Peña Nieto, como Laboratorios PISA, S.A. de C.V., empresa que comparte representante legal con una de las tres empresas que AMLO pidió vetar el año pasado, así como Farmacéuticos MAYPO, S.A. de C.V., que también estaba en la lista negra por considerar que son compañías farmacéuticas que monopolizaban el mercado dentro de la administración pública.

Contrario a lo que siempre ha asegurado el Presidente en el sentido de que su gobierno será transparente en los procesos de adquisición de bienes y servicios, el 80 por ciento de los contratos fueron otorgados por adjudicación directa.

Al respecto, cabe citar que la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, en su artículo 26 señala: “Las adquisiciones, arrendamientos y servicios se adjudicarán, por regla general, a través de licitaciones públicas, mediante convocatoria pública, para que libremente se presenten proposiciones, solventes en sobre cerrado, que será abierto públicamente, a fin de asegurar al Estado las mejores condiciones disponibles en cuanto a precio, calidad, financiamiento, oportunidad, crecimiento económico, generación de empleo, eficiencia energética, uso responsable del agua, optimización y uso sustentable de los recursos, así como la protección al medio ambiente y demás circunstancias pertinentes”.

Sin embargo, el artículo 40 de la misma ley refiere que “las dependencias y entidades, bajo su responsabilidad, podrán optar por no llevar a cabo el procedimiento de licitación pública y celebrar contratos a través de los procedimientos de invitación a cuando menos tres personas o de adjudicación directa. La selección del procedimiento de excepción que realicen las dependencias y entidades deberá fundarse y motivarse, según las circunstancias que concurran en cada caso, en criterios de economía, eficacia, eficiencia, imparcialidad, honradez y transparencia que resulten procedentes para obtener las mejores condiciones para el Estado”.

Como podemos ver, para el presidente López Obrador el procedimiento de excepción se ha convertido en la regla, mientras que las licitaciones públicas y abiertas, son la excepción.

AMLO interpreta la ley a su conveniencia e intereses, manteniendo y solapando los mismos vicios que sus antecesores Peña Nieto, Felipe Calderón y Vicente Fox.
AM.MX/fm

The post La Secretaría de Salud gastas 65 millones de pesos en viajes premier appeared first on Almomento | Noticias, información nacional e internacional.