Reforzarán medidas para disminuir contagios de Covid-19 en el transporte público de Yucatán

0
61


MÉRIDA.— A partir del próximo 13 de septiembre, se permitirá que los usuarios de transporte público viajen sentados en todas las bancas, con barreras físicas entre los asientos para reducir las posibilidades de contagio. Además, no se permitirá que los pasajeros viajen parados en los pasillos.

El director del Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial (IMDUT), Aref Karam Espósitos, indicó que, además, se mantendrán las disposiciones sugeridas por la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY), tales como el uso obligatorio de cubrebocas para los guiadores y usuarios.

“Desde que inició la contingencia, se dispusieron protocolos respecto al funcionamiento del transporte público donde se estableció una ocupación máxima de pasajeros que permitía que la gente viajara sentada en las ventanillas de ambos lados, así como gente parada en los pasillos. Sin embargo, a partir del día 13 se permitirá que viajen sentados en todas las bancas con las barreras físicas entre los asientos para reducir las posibilidades de contagio y ya no se permitirá que los pasajeros viajen parados en los pasillos”, indicó el funcionario estatal.

La Revista - Noticia | La Revista Peninsular, Mérida, Yucatán

En este sentido, el director del IMDUT recordó que, como parte del Plan de Mejora de Movilidad, se hará la reubicación de las zonas de ascenso y descenso de los camiones, lo cual también incluyen modificaciones con el fin de evitar aglomeraciones, agilizar el abordaje a los autobuses y proteger la salud de los pasajeros.

Según el Plan de Mejora de Movilidad, se separan las áreas de ascenso y descenso, con unas calles de distancia, a fin de evitar que los pasajeros suban y bajen en el mismo sitio; se seleccionaron aceras más anchas y que no estén cerca de grandes comercios para evitar que los usuarios queden al paso de los clientes, y se asignó un número a cada ruta para facilitar la ubicación de su nuevo paradero.

“Con la reubicación de las nuevas zonas de ascenso y descenso, antes conocidas como paraderos, nos permitirá evitar esa convergencia de usuarios y las aglomeraciones generadas por la espera de los autobuses y por el comercio en sí. Una de las grandes modificaciones es que los camiones no permanecerán en los sitios asignados, como lo hacían previamente, es decir, no harán paraderos sino serán únicamente zonas de ascenso y descenso”, enfatizó.

Con estas adecuaciones, se facilitará el flujo de peatones, lo que también se traducirá en la reducción del tiempo de exposición de las personas a posibles focos de contagio, la apertura de espacios peatonales y el ordenamiento de los flujos peatonales facilita la instalación de puntos de soporte sanitario para entregar gel, revisar síntomas, aplicar cuestionarios, entre otras acciones.

El funcionario estatal relató que producto de estas acciones y otras medidas incluidas en el Plan de Movilidad, se propiciará una zona más amigable y segura, por lo que los usuarios tendrán más espacios para circular y con esto se reducirán los posibles riesgos de contagio por Covid-19.

Te recomendamos:

Yucatán permanece en semáforo naranja

AM.MX/dsc