LOS 3 GRANDES MITOS DE LA SUBCONTRATACIÓN

MitosyRealidadesdelOutsourcing


CdMx, 8 de diciembre de 2020.

Desde su formación, las empresas deben darle un peso importante a la administración del talento. Los procesos de contratación y hasta el pago de nómina pueden funcionar mejor si se contrata apoyo para el manejo de recursos humanos; la subcontratación es una práctica que se ha vuelto cada vez más común, sin embargo, existe una serie de mitos que envuelven esta práctica legal.

Es principalmente, desde la perspectiva del empleado, donde la subcontratación tiene su peor fama, pues se cree que beneficia más a las empresas y vulnera los derechos laborales; y aunque es cierto que el propósito de las empresas de tercerización es quitar preocupaciones a los empresarios, es totalmente falso que sea en detrimento del bienestar laboral de los colaboradores, pues muchas de las malas prácticas, se pueden presentar tanto en los esquemas tradicionales como en la subcontratación.

Los 3 mitos más comunes de la subcontratación son:

Mito 1: Las empresas de subcontratación despiden a los trabajadores en el mes de diciembre para no cumplir con el pago de prestaciones a los trabajadores.
Realidad: Estacionalidad del empleo
La estacionalidad del empleo formal en México, es un fenómeno histórico, ocurre por lo menos, desde 1998. Cada año se pierden alrededor de 250 mil empleos formales en diciembre.

El empleo formal en México ha presentado una tendencia creciente desde que se tiene registro, es decir, ha aumentado a lo largo del tiempo. En julio de 1997 había 10,227,752 trabajadores registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y en diciembre de 2019 el número ascendió a 20,421,442 trabajadores, es decir, se ha duplicado en más de 22 años.

Sin embargo, es posible observar que en el transcurso de los doce meses que comprenden un año, existe un comportamiento similar que se repite en los años subsecuentes: en los primeros tres trimestres del año aumenta paulatinamente el empleo formal, y en el último trimestre, de octubre a noviembre continúa aumentando, pero en diciembre siempre tiene lugar una caída del empleo.

El 2019 fue un año complicado para la creación de empleo formal en México, pues de enero a noviembre se habían generado 724,287 puestos de trabajo, de los cuales se perdieron 382,210 en el mes de diciembre, lo que representa el 52.8% del total de los empleos creados a noviembre, la cifra más alta desde el 2003 cuando se perdió el 89% de los puestos de trabajo formales generados de enero a noviembre (descartando los años 2008 y 2009 por la recesión económica).

Así, la creación neta de empleo formal en 2019 fue de 342,077 puestos de trabajo registrados en el IMSS, cifra que disminuyó 48.2% respecto al año anterior, cuando se habían creado 660,910 empleos.

Por tanto, el empleo formal en 2019 creció solo 1.7%, dado que en diciembre de 2018 había 20,079,365 trabajadores afiliados al IMSS y en diciembre de 2019 aumentó a 20,421,442 trabajadores. Tal crecimiento anual es el más bajo desde 2009, cuando nuestro país atravesaba aún los efectos de la recesión económica iniciada en enero de 2008.

Ahora bien, es importante señalar que la pérdida de empleos durante el mes de diciembre no solo ha ocurrido en 2019, sino que es un fenómeno característico de todos los diciembres desde hace más de 20 años.
Lo anterior se puede comprobar con los datos mensuales del empleo formal que proporciona el IMSS desde 1998 a 2019, los cuales presentan patrones estacionales, es decir, movimientos oscilatorios regulares a lo largo de la serie de tiempo (ver gráfica 1).

Gráfica 1. Puestos de trabajo registrados en el IMSS 1998-2019 mensual

Como se mencionó anteriormente, en diciembre disminuye el empleo formal alrededor del 2%, lo que significa que cada año se pierden aproximadamente 250 mil empleos en el último mes del año.

Considerando el enfoque de los ciclos económicos, en México, en el periodo que va de 1998 a 2019, han ocurrido dos periodos de recesión económica derivado de las crisis en Estados Unidos que repercutieron en la economía mexicana: la burbuja puntocom de 1997-2001 y la crisis hipotecaria de 2007-2008. Así, la primera recesión en México ocurrió de octubre de 2000 a septiembre de 2003 (año en que se perdieron 205,133 empleos en diciembre). La segunda recesión fue de enero de 2008 a mayo de 2009 (año en que se perdieron 185,793 empleos en diciembre).

No obstante, dicha pérdida de empleos en el último mes de cada año no ocurre exclusivamente por las recesiones económicas, sino que es un fenómeno histórico que ocurre por lo menos desde 1998, cuando ya se perdían 179,739 empleos. La estacionalidad en la pérdida de empleos formales ha tenido lugar a pesar de que la población económicamente activa y el personal ocupado han incrementado en el transcurso del tiempo.

Mito 2: Las empresas de subcontratación no pagan aguinaldo
Realidad:
Esto es falso, ya que la base de la subcontratación es reducir los costos operativos y tiempo, para así dedicar recursos a actividades propias de la empresa. Sin embargo, bajo ningún motivo se permite contratar este tipo de servicio con el objeto de disminuir derechos laborales, incluso está estipulado en la Ley Federal del Trabajo (LFT), en su artículo 15D.

Las empresas de subcontratación deben cumplir con lo establecido en la Ley Federal del Trabajo en su Artículo 87, es decir, el pago del aguinaldo a los trabajadores debe cubrirse antes del 20 de diciembre.

De acuerdo con la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), todos los trabajadores, sin excepción, tienen derecho a esta prestación. No necesitan haber trabajado el año completo, ni estar laborando en la fecha de su pago; ya que tienen derecho a que se les pague la parte proporcional del aguinaldo, de acuerdo al tiempo que laboraron durante el año.

Mito 3: Los empleados en una empresa de ‘subcontratación pierden la antigüedad
Realidad:
Esto también es falso, la antigüedad en esquemas de subcontratación sí tienen validez, y deberá ser respetada cada que se firme una renovación de contrato. La antigüedad se contabiliza desde el día de ingreso a la empresa y vale como tal.

Además de las prohibiciones que marca la ley, las empresas de subcontratación serias y confiables saben que el capital humano es el activo más importante de toda organización por lo que cualquier acción que afecte el bienestar de los colaboradores es un acto en contra de los objetivos de la subcontratación.

 

Fuentes:
1. Heath, J. (2012). Lo que indican los indicadores. INEGI, México, pp. 40-44.
2. Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Archivo/Comunicados. Sitio web: http://www.imss.gob.mx/prensa/archivo
3. Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS). Puestos de Trabajo registrados en el IMSS. Recuperado de: http://siel.stps.gob.mx:303/ibmcognos/cgi-bin/cognos.cgi?b_action=cognosViewer&ui.action=run&ui.object=XSSSTART*2fcontent*2ffolder*5b*40name*3d*27Sitio*20STPS*27*5d*2ffolder*5b*40name*3d*271.*20Asegurados*20en*20el*20IMSS*27*5d*2freport*5b*40name*3d*27Total*20de*20Trabajadores*27*5dXSSEND&ui.name=XSSSTARTTotal*20de*20TrabajadoresXSSEND&run.outputFormat=&run.prompt=true