CIUDAD DE MÉXICO, 17 de mayo (ElMayaMX).- Con toda la intención de denunciar la venta de drogas que existe en Tulum y varios municipios de Quintana Roo, esta mañana en la matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el periodista Héctor Valdez declaró que huyó del sur del país por una amenaza de muerte.

“El periodismo no lo voy a dejar”, fueron las palabras claras de Héctor Valdez mientras denunciaba frente al presidente de la República los actos de terror y amenazas que por años ha recibido por parte de cárteles que se dedican a la venta y distribución de drogas en Tulum. 

“Desde ayer estoy aquí, en la Ciudad de México, y salí de Tulum desde el día 10, huyendo”.

Actualmente, Héctor dirige el portal de noticias Tulum en Red y colabora con Quadratín Quintana Roo, donde expone a personajes, dependencias y gobiernos que están “coludidos” con la creciente ola de narcotráfico que se vive en Quintana Roo.

El periodista contó que ayer mientras averiguaba la manera para asistir a la conferencia matutina del presidente, su compañero y amigo periodista, Francisco Romero, fue asesinado en Playa del Carmen, “ya han matado a dos amigos míos también, uno en Carrillo Puerto en julio, y en junio antes otro, amigo también, en Playa del Carmen”.

En su denuncia, Héctor señaló a Víctor Mas Tah, presidente municipal de Tulum, a la policía estatal, a Jesús Alberto Capella Ibarra, titular de Seguridad Pública de Quintana Roo y a Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo, de estar vinculados con el crimen organizado de la región.

“Estoy amenazado de muerte. Tuve que salir el día 10, dejar Tulum, dejar todo, esconderme en Chetumal y salir para la Ciudad de México (…). Me aventaron bombas molotov a mi casa en noviembre. Fui golpeado por la policía estatal a cargo de un personaje nefasto, Alberto Capella Ibarra, el señor pide respeto, yo debería tenerlo también porque su policía me golpeó a culatazos“.

Ante la mirada de Lopez Obrador, el periodista relató que la Policía de Quintana Roo tiene detectados los centros y lugares ilegales donde se vende la droga, además de que se protege a policías violadores que han abusado incluso de turistas extranjeras.

También contó que en las playas y tramos de distancias cortas llega a haber hasta 20 dealers, ofreciéndole droga a turistas nacionales y extranjeros a cualquier hora del día, incluso frente a las autoridades.

“Yo no sé qué va a pasar. El periodismo no lo voy a dejar. Estoy absolutamente convencido de que he hecho un trabajo honesto, serio, responsable”. 

Héctor Valdez compartió que siempre ha mantenido visible su nombre y datos personales en sus páginas y redes sociales porque no cree en el periodismo anónimo. Para él su identidad periodística siempre fue motivo de orgullo y no de preocupación. 

De acuerdo a su declaración, el cártel Jalisco Nueva Generación se estableció “coincidentemente” en la llegada del gobernador Carlos Joaquín González y al parecer, el grupo de Los Rojos llego con Alberto Ibarra. Mientras tanto, también delató que Víctor Mas Tah es primo hermano de uno de los grupos delincuenciales más peligrosos de Tulum.

 

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que en su gobierno ya trabaja para que los ciudadanos del país puedan sentirse seguros y que de ninguna manera se tolerará la corrupción.

Además, ofreció protección, ayuda, apoyo y seguridad al periodista Héctor Valdez para que pueda seguir ejerciendo con plena libertad de prensa y sin temor a su vida.

 

EM.MX/vgs