Sindicato del INBAL denuncia abusos

0
15

CIUDAD DE MÉXICO.- Los trabajadores del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, agremiados a la Sección OD-III-22 del Sindicato Nacional de la Secretaria de Cultura, desde el principio de la declaración de emergencia por la pandemia por COVID-19, se sumaron a los esfuerzos emitidos desde el gobierno federal para salvaguardar tanto a los miles de visitantes que reciben en sus recintos culturales, como a sus agremiados.

En un comunicado, señalan que se sumaron con el ánimo de colaborar con la institución, en esta emergencia sanitaria, trabajando desde casa y haciendo las guardias correspondientes en las áreas prioritarias que no pueden ser suspendidas, debido no sólo del contexto en que se encuentra hoy en día el país, sino también por las medidas presupuestales implementadas por el gobierno federal.

“Nos preocupó que, sin previo aviso ni acuerdo y de froma arbitraria por parte de las autoridades del INBAL, se redujeran algunas prestaciones basándose en estas medidas. Los trabajadores de base del INBAL sufrieron una reducción de 146.50 pesos quincenales a cada trabajador, en tres prestaciones etiquetadas como Despensa mensual, Ayuda para actividades socioculturales y deportivas y Ayuda para pasajes, dentro del Modelo de Educación Superior, violentando los derechos adquiridos, que a su vez son derechos irrenunciables, desconociendo los acuerdos firmados y excluyendo la bilateralidad de la relación laboral (trabajador-empleador), aprovechando el distanciamiento causado por la pandemia”.

Con base en el presupuesto asignado al INBAL, señalaron, en el capítulo 1000, salarios y prestaciones están garantizados por el Presupuesto de Egresos de la Federación. Si bien el Decreto Presidencial de Austeridad, emitido el 23 de abril de 2020, que a la letra dice en su fracción II: “No se ejercerá el 75% del presupuesto disponible de las partidas de servicios generales y materiales y suministros”, esto no compromete los salarios ni las prestaciones de los trabajadores, que, además, están garantizados y acordados de manera bilateral en las Condiciones de Trabajo del Personal no Docente del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura que a la letra dice: ART. 5º.- “Las presentes Condiciones serán revisadas cada tres años a solicitud de la representación sindical. El salario y las prestaciones se revisarán conforme a lo dispuesto en las bases que establecieron la nivelación del personal no docente del Instituto con el modelo de educación superior firmadas el 3 de junio de 1983 y en ningún tiempo serán inferiores a las de dicho modelo”.

La autoridad convocó el 28 de abril a una primera reunión virtual con los Secretarios Generales de los diversos sindicatos del INBAL, donde el Lic. Pedro Fuentes Burgos, subdirector de Administración del INBAL, justificó los descuentos efectuados de manera unilateral y arbitraria a los rubros arriba señalados, argumentando que el Órgano Interno de Control le impide el pago correspondiente, ya que sólo tiene registro de la negociación realizada en el año 2013, desconociendo las negociaciones posteriores realizadas durante 2015, 2017 y 2019.

Se le argumentó que se tienen las minutas firmadas de manera bilateral de las respectivas negociaciones. Asimismo, se le señaló que éstas tuvieron que ser consultadas y autorizadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), ya que estas prestaciones están dentro del citado modelo.

El 07 de mayo se realizó otra conferencia virtual con los representantes sindicales, y se comunicó que el día 13 de mayo serían reembolsados los descuentos mal aplicados. En dicha reunión también se adelantó que no se pagaría el “Premio de puntualidad y asistencia” de los meses abril y mayo, así como el semestral, bajo el argumento que el Órgano Interno de Control objetó dicho pago ya que no hay asistencia laboral como resultado de la pandemia, por lo tanto, lo marcó como improcedente. En seguida, se argumentó que la ausencia del personal en las áreas de trabajo no era responsabilidad de los trabajadores, sino en estricto acatamiento a las normas emitidas por el Consejo de Salubridad General, en el contexto de la Jornada Nacional de Sana Distancia, decretada por la emergencia sanitaria en la que se encuentra el país.

En dicha reunión, Fuentes Burgos afirmó que sólo contaba con el registro del año 2013 en la SHCP, y que el Órgano Interno de Control marca que los montos correspondientes a las prestaciones se deberían de pagar con lo acordado ese año, que no podía caer en una responsabilidad al señalamiento de esta instancia.

Se puntualizo que el INBAL tiene la obligación de actualizar los acuerdos de las negociaciones realizadas en 2015, 2017, 2019 ante la SHCP, acción que omitió. También se le señaló que, en el contexto de la Jornada de Sana Distancia, las reuniones virtuales no pueden ser tomadas como mesa de negociación. El consenso de todas las organizaciones sindicales fue el rechazo absoluto a tal propuesta, así como la defensa de prestaciones firmadas e impedir el desconocimiento de acuerdos realizados durante 7 años, 2015, 2017 y 2019. Exigimos que se pagara como se había firmado y acordado de manera bilateral.

El 13 de mayo se informó a los Secretarios Generales de las organizaciones sindicales que se pretendía pagar las prestaciones como lo señalaba el Órgano Interno de Control, con el acuerdo de 2013; es decir, de manera, otra vez, unilateral, y que disminuiría hasta en 50% algunas prestaciones y otras sencillamente las desaparecerían.

“Nos oponemos a que se implemente este pago. Exigimos que respeten los acuerdo negociados y firmados de manera bilateral. Demandamos la regularización inmediata ante la SHCP de las 88 prestaciones, para que queden integradas a las Condiciones de Trabajo como lo marca el Art. 91 de la ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, reglamentaria del apartado b) del Artículo 123 Constitucional”.

Indican que no es responsabilidad de los trabajadores, sino de las autoridades del INBAL, anteriores y presentes, la regularización de las negociaciones, 2015, 2017 y 2019. En consecuencia, nos reservamos el derecho de acudir a las instancias judiciales correspondientes para que no quede impune esta omisión.

Denunciaron el abuso que ejercen los funcionarios del INBAL, así como que, en mitad de una emergencia sanitaria que afecta no sólo a México, sino al mundo, las personas acargo de este instituto pretendan la reducción de prestaciones que forman parte del salario, rompiendo la bilateralidad que por años ha prevalecido. Aún en los momentos más brutales de los gobiernos llamados “neoliberales”, no sufrimos decremento en nuestros salarios y prestaciones.

Indican que no hay justificación para las acciones ejercidas por las autoridades del INBAL, y menos en un gobierno que se dice de izquierda. Creemos en la cuarta transformación que está en contra de la corrupción y los privilegios, y que aboga por la defensa de la ley. Sin embargo, en el INBAL parece que no aplica este cometido, los funcionarios vienen de administraciones pasadas, ejerciendo malas prácticas administrativas. Pretenden cobrar un déficit administrativo, el cual se viene arrastrando de años, a costa de las prestaciones conquistadas por los trabajadores en las luchas sindicales de más de 39 años.

Hoy la pandemia nos tiene aislados, pero no desmovilizados. El actuar de las autoridades del INBAL es indigno; va en contra, incluso, de la visión de país propuesto por el ejecutivo federal. Como él, llevamos una larga trayectoria de lucha desde nuestras áreas de acción: a favor de la cultura en México, pasada, presente y futura; a favor de los derechos laborales que todo mexicano debería de gozar fruto de su esfuerzo.

“No claudicaremos en la defensa y respeto de nuestras Condiciones de Trabajo, Acuerdos y Prestaciones firmadas. Abogamos por la bilateralidad de la relación laboral. No defraudaremos la confianza de nuestros agremiados”.
AM.MX/fm

The post Sindicato del INBAL denuncia abusos appeared first on Almomento | Noticias, información nacional e internacional.